Villa María | limpieza | basura | costanera

El próximo sábado se realizará la primera gran limpieza ambiental

Bajo el lema "Seguramente no es tu basura pero sí tu planeta", convocan a vecinos de ambas villas a sumar esfuerzos para limpiar de manera simultánea los desechos de las dos riberas del río Ctalamochita

Dicho evento se va a desarrollar el próximo sábado 12 y es promovido por las direcciones de Ambiente del Municipio de Villa Nueva y Villa María, el Ente de Deporte y Turismo villamariense, JCI Argentina-Villa María y los centros vecinales de los barrios que se ubican sobre la costanera de Villa María.

Carolina Espina será voluntaria de la limpieza como lo ha sido en otras jornadas ambientales en las que participó. “La organización de la limpieza cuenta con la participación de organizaciones sociales, los centros vecinales de los barrios de la costanera y también de los que están interesados en el tema, ya que hay vecinos que vieron lo que pasó en los últimos fines de semana cuando la costanera quedó muy sucia y con mucha basura”, dijo.

“Por suerte cada vez hay más conciencia sobre la problemática del medioambiente y este año se da de esta manera en conjunto”, indicó Espina.

La actividad

La actividad tendrá lugar el sábado 12 a partir de las 9 y habrá dos puntos de encuentro.

En Villa María será en el acceso a la playa de Barrio Vista Verde, Río Limay y República del Líbano y en Villa Nueva será en el sector de costanera del Club Náutico, González Camarero y avenida Cervantes.

La voluntaria de la actividad manifestó: “La idea es que el sábado que viene a las 9 horas las personas que quieran participar de la limpieza se acerquen a los puntos donde se realiza la convocatoria para limpiar los sectores de la playa que están bastante afectados, ya que los vecinos arrojan basura”.

Se trata de una actividad de voluntariado y el trabajo se realiza ad honorem. La convocatoria se realiza para vecinos de ambas ciudades que quieran sumarse y participar de la jornada de limpieza, sólo hay que disponer de un poco de tiempo y poner manos a la obra para desarrollar la tarea en las inmediaciones de las playas y sectores más afectados por la suciedad y los desperdicios que la gente arroja en los lugares.

Recomendaciones

“Lo único que hay que hacer es simplemente acercarse y pueden estar todo el tiempo que quieran, la idea es sumarse con guantes reutilizables para poder trabajar y si no tienen se les va a proveer en el lugar, además deben llevar hidratación y gorra para protegerse del calor, ropa cómoda y zapatos cerrados, algún snack (fruta, frutos secos, galletas), protector solar, alcohol en gel”, dijo Carolina Espina.

Además la mujer agregó que solicitan que cada voluntario lleve sus propios elementos para no consumir de más y así evitar compartir para mantener la higiene en el momento de la limpieza, ya que es obligatorio asistir con tapabocas y, en todo momento, mantener el distanciamiento social.

Más conciencia

Después de haber participado en otras limpiezas, la voluntaria manifestó que ve con buenos ojos la posibilidad de que se realice este tipo de eventos. “Yo creo que es una cuestión de formación y no va a cambiar de un día para el otro, esto no pasa solamente acá en nuestra ciudad, en otros países también sucede, sólo que la diferencia radica en que hay multas severas a las personas que tiran basura”.

“Por ejemplo, existen los lugares turísticos donde hay suciedad y, por lo general, son personas deportistas de un buen nivel socioeconómico las que tiran desechos, pero no tienen formación en el cuidado del medioambiente”, precisó la voluntaria del evento.

Espina remarcó que es una situación que genera mucha bronca, “Creo que no hay que resignarse, sino continuar con la concientización y la difusión de estas actividades, de a poquito estas acciones se hacen de manera voluntaria y no se cobra dinero por ello”.

La situación epidemiológica que atraviesa el mundo ha puesto de manifiesto que los daños en el ambiente por actividades humanas pueden dar lugar a “emergencia y reemergencia de enfermedades”.

“Se ve que cuando salieron otra vez se olvidaron de la pandemia, es algo insólito porque es increíble ver que la gente va a los lugares y se sienta a comer donde hay basura y suciedad y ni siquiera lo note, cuando se va deja todo tirado como si alguien viniera a juntarlo después”, reflexionó Espina.

La voluntaria agregó: “Si bien hay cooperativas de trabajo que son las encargadas de la limpieza realmente no dan abasto y la cantidad de basura que dejan es impresionante, hay lugares donde se formaron microbasurales y tuvieron que poner carteles para evitar que se siga tirando basura y así mismo siguen arrojando los desechos”.

En ese sentido, Carolina Espina, voluntaria del evento y de ediciones anteriores de limpieza de la costanera, mencionó los gastos que ocasionan los desechos: “Hay que tener en cuenta que la suciedad que se genera en esas zonas le cuesta mucho dinero al municipio después limpiar, es un gasto extra que se podría destinar a otras cosas es algo que podría estar resuelto” y añadió: “En realidad en nuestra ciudad tenemos todas las herramientas a disposición como servicio de recolección de residuo y servicio de recolección diferenciada, puntos limpios para tirar basura y también hay muchas opciones disponibles a nuestro alcance”.