Villa María |

Lucha contra las adicciones: ex sede del Gurisito será Centro Terapéutico

La instalación del espacio se enmarca en un plan integral para combatir las adicciones, complementando la radicación de una base de la Fuerza Policial Antinarcotráfico en la ciudad y una segunda fiscalía. El intendente Accastello aseguró que una de las prioridades de la gestión es “controlar severamente el narcotráfico”

En un anuncio que promete transformar la lucha contra las adicciones en la región, el intendente Eduardo Accastello confirmó la creación de un Centro de Lucha contra las Adicciones y Comunidad Terapéutica en Villa María.

Este importante proyecto se ubicará en la ex sede del hogar infantil el Gurisito, un lugar que albergó a niños durante años y que ahora tendrá un nuevo propósito al servicio de la comunidad.

El anuncio se produjo poco después de que se informara sobre la instalación de una base operativa de la Fuerza Policial Antinarcotráfico en la ciudad, lo que subraya el compromiso de las autoridades locales en combatir el flagelo de las drogas desde múltiples frentes.

El nuevo centro estará dedicado a proporcionar apoyo y tratamiento a personas que luchan contra diversas adicciones, ofreciendo un espacio seguro y terapéutico donde podrán recibir la ayuda necesaria para su recuperación.

En diálogo con Puntal, el mandatario expresó: “Siempre ha sido un problema muy importante, a tal punto que la estadística nos dice que la mayoría de los hechos de violación de domicilio lo perpetran personas que tienen un consumo de drogas, lo dicen la Justicia y los informes de investigación”.

Recalcó que si bien Villa María no tiene actos de violencia en las calles o ataques a domicilio, “creemos que atacando la venta y consumo de droga esto va a ayudar para darles más seguridad a los vecinos”, indicó.

En esa línea, explicó que el objetivo nace de la gestión del gobernador Martín Llaryora y se trabajará de manera conjunta con San Francisco, Villa María, Bell Ville, Marcos Juárez y Río Cuarto. “Son rutas donde debemos controlar severamente al narcotráfico”, dijo.

Centro terapéutico de adicciones

El Gurisito, un lugar con una historia significativa en Villa María, verá renovada su vocación de servicio. La transformación de sus instalaciones permitirá la creación de áreas dedicadas a terapias individuales y grupales, talleres de habilidades y programas educativos que buscan la reintegración social de los pacientes.

“Tras una reunión con el centro vecinal de barrio Santa Ana, hemos definido que el espacio se ubique donde era el Gurisito. Allí se va a radicar el Centro de adicciones”, adelantó.

Estimo que en los meses finales del año, la Provincia girará los recursos económicos para efectuar las reformas en ese edificio que también alojó a un Centro de Acceso a la Justicia y un Centro de Integración Social (CIS) de la Provincia que tenía por objetivo la intervención haciendo énfasis en construir respuestas al problema del consumo de alcohol y otras drogas en la sociedad.

Este proyecto se enmarca dentro de un plan más amplio de mejora de la seguridad y el bienestar en Villa María, que incluye no solo la intervención policial, sino también la prevención y la rehabilitación. La ubicación estratégica del centro, en el corazón de la ciudad, facilitará el acceso a sus servicios para todos los ciudadanos que lo necesiten.

En el año 2017, Villa María inauguró el séptimo Centro Asistencial de las Adicciones (CAs) en la provincia, un sistema único e integral de carácter preventivo y asistencial para todas las complejidades, extendido en todo el territorio provincial.

De tal manera, que ambos espacios se integrarán para trabajar de manera conjunta.

FPA con base en la ciudad

Con el anuncio de la instalación de la base operativa de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA), el jefe comunal explicó que la decisión radica en fortalecer la ruta en la que se ubica Villa María, ya que vincula la ciudad con otras provincias,“que tienen realidades muy difíciles”, dijo.

Adelantó también que la decisión de Llaryora será la de instalar una nueva fiscalía antinarcóticos (la ciudad ya cuenta con una) y que el año que viene la misma ya comience a funcionar junto con la fuerza operativa. El Municipio se hará cargó del alquiler del espacio físico dónde se alojarán los efectivos.