Macri, Bullrich y Larreta acordaron "evitar tensiones innecesarias"

También estuvieron en la reunión Vidal, Ritondo, Santilli, Schiavoni y Pinedo

Los principales referentes del PRO, entre ellos el ex presidente Mauricio Macri, se reunieron en un hotel del centro porteño para limar asperezas luego de varios cruces entre la presidenta del partido, Patricia Bullrich, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y acordaron "evitar tensiones innecesarias".

El NH Plaza de Mayo fue el escenario elegido para el cónclave del espacio opositor, donde la ex ministra de Seguridad y el mandatario de la Ciudad se vieron las caras luego de protagonizar reiterados contrapuntos públicos.

Además de los mencionados, también estuvieron los diputados nacionales María Eugenia Vidal, Cristian Ritondo y Diego Santilli; el senador nacional Humberto Schiavoni; y el ex presidente provisional del Senado Federico Pinedo.

Minutos antes de las 10, el jefe de Gobierno porteño fue el primero en irse del lugar, sin brindar declaraciones a la prensa.

"Estas cosas lastiman, entonces tenemos que tratar de tener tranquilidad", afirmó Santilli, al referirse escuetamente a los cruces que hubo días atrás entre Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta.

Por su parte, el presidente del bloque PRO en Diputados, Cristian Ritondo, explicó que el encuentro fue "para coordinar entre los precandidatos para que se eviten tensiones innecesarias".

Al respecto, detalló que los postulantes del PRO son "Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta" y, al ser consultado sobre si Macri se excluía de la contienda, añadió: "Nunca dijo que quería ser (precandidato). Hoy están los candidatos que ya dijeron que quieren ser candidatos".

"Se estableció tener una coordinación para que cualquier cosa sea hablada siempre antes", indicó el ex ministro de Seguridad bonaerense, quien aclaró que no hubo un pedido de disculpas por parte de Patricia Bullrich: "No es necesario pedirnos disculpas, somos un equipo que tiene confianza, que lleva 20 años trabajando juntos. No hay que pedirse disculpas, hay que trabajar juntos".

Y concluyó: "El análisis, durante una hora y media, fue sobre la situación económica".

La cita tuvo lugar después del durísimo cruce entre la presidenta del PRO y el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, que recalentó la interna opositora días atrás.

La semana pasada, luego de viralizarse el video en el que se la ve a Bullrich amenazar con "romperle la cara" a Miguel, Macri convocó a la reunión.

Tras el cónclave, el PRO difundió un comunicado titulado "Honda preocupación por la situación económica" y en el que señaló que el ministro de Economía, Sergio Massa, "no se está haciendo cargo de los cambios necesarios".

Celebración y tregua en Juntos por el Cambio

Los integrantes de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio se reunieron vía virtual para amortiguar la catarata de ruidos internos, luego de casi 3 meses sin en-

cuentros de todos los espacios.

De la cita por Zoom participaron los presidentes de los partidos Patricia Bullrich (PRO), Gerardo Morales (UCR), Maximiliano Ferraro (CC) y Miguel Ángel Pichetto (Peronismo Republicano); el ex mandatario Mauricio Macri; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; los senadores Luis Naidenoff, Humberto Schiavoni y Martín Lousteau; y los diputados María Eugenia Vidal, Mario Negri, Cristian Ritondo y Juan Manuel López, entre otros.

Los principales integrantes del frente opositor celebraron la decisión de la Corte Suprema de Justicia contra la designación del senador del Frente de Todos Martín Doñate, que beneficia al cordobés Luis Juez.

Además, se refirieron a las constantes tensiones internas que sobrevuelan a la coalición, por lo que volvieron a convocar a la unidad de cara a la pelea nacional que tendrá lugar el próximo año y para que la están anotados varios de los participantes del encuentro de ayer.

"Ratificamos la unidad de Juntos por el Cambio. Este no es el momento de discutir candidatos", resaltó Vidal.

Fuentes consultadas por NA coincidieron en que se trató de un encuentro tranquilo en el que no se avanzó en profundidad sobre ningún tema.

Sin embargo, se analizaron las reglas de juego para los distritos en los que no hay primarias como Córdoba, donde el frente opositor quiere quedarse con la gobernación en 2023.

Además, acordaron que la presentación de los acuerdos programáticos quedará para el próximo año, ya que pronto empezará el Mundial de Qatar 2022 y la agenda política podría quedar en segundo plano para la sociedad argentina.