Villa María | provincia | Salud | Variante Delta

Preocupación por la variante Delta: "Tarde o temprano va a llegar"

Lo aseguró el infectólogo Juan Pablo Caeiro y manifestó que por el momento no se detectaron casos en Córdoba. El médico advirtió que en la provincia continúan predominando las cepas británica y andina

La variante Delta es una de las principales preocupaciones que aquejan al gobierno nacional por estas horas. Surgida en la India, la nueva cepa de Covid-19 está generando un fuerte impacto epidemiológico en Reino Unido, Rusia y Estados Unidos, lo cual provocó un cambio en la proyección sanitaria de la Casa Rosada.

En el último Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), el Presidente decidió sumar restricciones en el control de las fronteras y limitar el ingreso de pasajeros al país, de esta manera el cupo, que estaba en 2000 personas por día, se redujo a 600.

Además, estipuló que quienes regresen del exterior entre el 1 de julio y el 31 de agosto van a estar obligados a aislarse en los lugares que determinen los gobiernos locales durante 10 días.

Las nuevas medidas tienen una explicación epidemiológica. La variante Delta es supercontagiosa y podría generar una tercera ola de casos durante el invierno.

“Aún no se detectaron casos en la provincia de Córdoba”, explicó el infectólogo Juan Pablo Caeiro MP. 21161.

El especialista explicó que la variante genera preocupación en la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya que tiene mayor contagiosidad, “se originó en la India, tiene nombre de letra griega para no discriminar al lugar de origen, pero ya hay alrededor de 80 países infectados con esta cepa que es un 60% más contagiosa que la previa que es la Alfa, que se originó en Gran Bretaña”, indicó.

Caerio sostuvo además que aquellas personas que recibieron una sola dosis de vacunación contra el Covid-19 (haciendo hincapié en aquellas vacunas que requieren la colocación de dos componentes para su efectividad) no tiene tanta respuesta como sí lo ha hecho ante otras cepas, explicó el profesional de la salud.

“Todos los países se han puesto en extrema alerta, tras recomendación de la OMS por la peligrosidad que presenta la misma”, señaló.

El infectólogo Juan Pablo Caerio retomó lo anticipado anteriormente a este medio, destacando que actualmente la cepa se pudo detectar en la provincia de Buenos Aires y que por el momento las localidades de la provincia de Córdoba no alertaron sobre casos de Covid-19 donde se encuentre esta nueva variante que se está tratando de controlar.

Variante Delta

El jefe del Servicio de infectología del Hospital Privado de Córdoba manifestó que a pesar de que no se han detectado casos de la variante en Córdoba, se encuentran en una actitud de alerta, “hay que vigilar genéticamente el virus constantemente y eso se hace a través del Ministerio de salud junto al instituto virológico y el Hospital Rawson, donde van testeando nuevas afecciones”, indicó.

Al mismo tiempo destacó que en Córdoba las variantes más importantes son la Manaos y la Andina, “la Manaos es la Gama, también es de preocupación, y la Andina es variante de interés por el momento”, dijo.

El profesional de la salud destacó que físicamente no hay forma de controlar el ingreso de la variante Delta a la provincia, que tarde o temprano va a llegar, “uno puede demorar un poco la llegada pero no hay forma de prevenir”, estimó, aunque rescató que el avance de la vacunación es una forma de controlar el ingreso de nuevas variantes a Córdoba.

“Mientras más gente vacunada tengamos hay menos circulación de virus y se crean menos variantes o no aparecen algunas que ya están en todo el mundo”, relató el infectólogo.

Más contagiosa

El especialista en infectología destacó que la preocupación sobre la aparición de la variante “Delta” radica en que carga mayor contagiosidad, lo cual provoca que haya mucha más gente enferma y que se incremente el riesgo de muerte, “donde además una sola dosis de vacunación todavía no alcanza”, manifestó.

Y aportó:“Según un estudio inglés que más tiempo ha dedicado a esta variante, se necesita al menos un 30% de la población vacunada con las dos dosis, hasta no tener esos niveles hay que seguir cuidándose”.

Frente a ese potencial escenario en el Ministerio de Salud empezaron a estudiar la posibilidad de darle prioridad al cierre del esquema de vacunación de las personas mayores de 60 años.

Córdoba

El jefe del Servicio de Infectología analizó el escenario Covid de la provincia, destacando que el ritmo de vacunación es favorable, “la provincia está bien, pero como muchos lugares del mundo, Argentina depende del suministro y el mismo ha sido a cuentagotas, como les pasa a los países con menos recursos”, indicó.

Asimiasmo aseguró que el plan de vacunación ha sido muy bueno, “es lo que dice la gente y es lo que escuchamos”, dijo Caeiro.

Del mismo modo, el profesional de la salud se lamentó sobre los casos de contagios en gente joven, adjudicando responsabilidad a las últimas variantes y a la vacunación en los grupo etarios de adultos mayores que ya han sido inmunizados, que ya poseen anticuerpos de protección.

Evitar aglomeraciones

El médico señaló que a pesar de la vacunación, hay que reiterar los cuidados sanitarios que se conocen desde el comienzo de la pandemia en marzo del año 2020.

“Hay que evitar al máximo las aglomeraciones aunque uno esté tentado a salir, obviamente utilizar el barbijo y evitar estar en lugares cerrados”, agregó el infectólogo.

Con respectó a la vacunación en niños, el profesional remarcó que Argentina aún tiene un camino largo por recorrer en este tema, (hay países que comenzaron con la inmunización en menores de edad), “por lo menos tenemos que completar el esquema de los mayores de 18 años”, informó el médico.

Caeiro advirtió que la vacuna de la empresa Pfizer está siendo probada en menores de 12 años y se está investigando la vacuna Moderna en niños de hasta 6 años de edad, “se está dando en lugares donde ya están vacunados arriba de los 18 años en un 50 o 60 por ciento y nosotros no estamos ahí” apuntó.

El infectólogo evidenció que hay que inmunizar primero a aquellas personas que están en riesgo de fallecer por Covid-19 para luego pensar en los menores de edad.