Villa María | regional | arquitectos | obras

Cayó hasta un 40% la cantidad de expedientes de obras en la ciudad

El presidente de la Regional Villa María del Colegio de Arquitectos, Gustavo Martinotti, indicó que por la pandemia "el trabajo se paró" provocando "un efecto dominó" en el resto de los actores, entre ellos, proveedores y albañiles

La cantidad de expedientes de obras -según el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Córdoba (CAPC) Regional 5 Villa María- cayó profundamente: hasta un 40 por ciento en la ciudad y la región.

En todo el país, se conmemoró ayer miércoles 1 de julio el Día del Arquitecto. “En Villa María, y por la situación por todos conocida, no habrá ningún tipo de celebración”, remarcaron desde el Colegio.

Al parecer, motivos sobran. La crisis que hoy vive la economía afectó con dureza al sector de la construcción. Regionalmente, son más de 900 los profesionales matriculados que han sufrido la embestida por la paralización de la actividad. Cabe señalar que son unos 10 mil los arquitectos en toda la provincia.

“Consecuencias nefastas”

Miembros de la regional señalaron que, desde la reapertura de la actividad, y en comparación con datos del año pasado, “la cantidad de expedientes de obras ha disminuido en más de un 40 por ciento”.

Desde dicha organización remarcaron que en la comparación interanual mayo 2019-mayo 2020, hubo casi 100 solicitudes de expedientes menos. Mientras que en el mes cinco del año pasado se presentaron un total de 200 expedientes, este año tan sólo hubo 119 carpetas entregadas.

Es un escenario muy complejo. El parate de la actividad provocado por la cuarentena, a la que lejos estamos de oponernos porque en su momento ayudó a protegernos ante una amenaza desconocida para todos, ha tenido consecuencias nefastas para el sector Es un escenario muy complejo. El parate de la actividad provocado por la cuarentena, a la que lejos estamos de oponernos porque en su momento ayudó a protegernos ante una amenaza desconocida para todos, ha tenido consecuencias nefastas para el sector

Y agregó: “Hay muchos arquitectos de nuestra Regional que no generaron ingresos en varias semanas. Las obras se pararon y se paró el trabajo, y el efecto dominó actuó en el resto de los actores de la construcción: desde el proveedor hasta el albañil”.

El referente del sector señaló que “de a poco vamos saliendo”, no obstante, reconoció que “el golpe se sintió, y mucho”.

Un paliativo

Para aminorar la pérdida, desde la R5 lanzaron una serie de medidas tendientes a ayudar a los matriculados más afectados por la crisis.

La más destacada fue un Fondo de Emergencia (con dinero proveniente de un fondo de salud propio, creado en 2005), con el que se le otorgó 10 mil pesos a cada colega que así lo requirió y que cumplía con los requisitos.

Durante las últimas semanas, también se dieron subsidios por aporte y por registro de obra diferenciado, entre otros, y apoyos económicos a arquitectos a punto de jubilarse, por solo nombrar algunos beneficios de carácter “técnico”.

las más leídas