Provinciales | residuos | limpieza | Municipalidad de Córdoba

Basurales ilegales: se extrajeron más de 180 mil toneladas de residuos

En tres años la Municipalidad de Córdoba triplicó su capacidad de limpieza a partir de inversiones en equipos y mejoras en la logística. Así, pasó de menos de 55 mil toneladas en 2019 a las más de 180 mil toneladas de 2022

Mayores frecuencias, nuevas rutas y mejor equipamiento permitieron a la Municipalidad de Córdoba extraer 180.022 toneladas de residuos en 2022 en los cotidianos operativos de limpieza de macro, microbasurales y canales de la ciudad capital.

Se trata de un incremento del 229,86 por ciento con relación a las 54.575 toneladas alcanzadas en 2019. La cifra récord anterior correspondía al año 2021 cuando la actual gestión extrajo 152.401 toneladas de residuos en basurales urbanos.

Las tareas están a cargo de la Dirección de Higiene Urbana, dependiente de la Secretaría de Gestión Ambiental y Sostenibilidad.

El acumulado en 2022 se puede desagregar de la siguiente manera: enero (13.877), febrero (12.372), marzo (14.681), abril (13.585), mayo (15.491), junio (14.758), julio (16.245), agosto (16.497), septiembre (15.780), octubre (13.242), noviembre (17.519) y diciembre (15.975). Sólo en diciembre se eliminaron 15.975 toneladas.

De macrobasurales se extrajeron 9.095 toneladas de desechos. Estos lugares se caracterizan por ser grandes superficies donde se utilizan una pala cargadora de 2 metros cúbicos y tres camiones batea de 25 metros cúbicos por cada una de las cinco zonas en las que está dividida la ciudad capital.

Este equipamiento cambia para los trabajos sobre avenida Costanera, sitios donde operaron una minicargadora y tres camiones volcadores de menor porte.

En cuanto a la limpieza de microbasurales, la cifra en el mismo mes sumó 6.059 toneladas de residuos, acciones en las que se utilizan una minicargadora y un camión volcador por cada CPC. También se retiraron otras 821 toneladas de residuos en canales de la zona norte y sur de la ciudad.

En esos puntos se trabajó con una retropala, una minicargadora, un camión de 6 metros cúbicos y otro batea de 25 metros cúbicos.