San Francisco: el intento de homicidio al intendente habría sido por un móvil "privado"

Damián Bernarte fue operado de urgencia y le extirparon un riñón y tiene afectados los intestinos, por lo que se encuentra internado en terapia intensiva con pronóstico reservado. Hay un detenido por el hecho

El fiscal que investiga el ataque a balazos cometido el domingo contra el intendente de San Francisco, Damián Bernarte, quien permanecía internado, manifestó que se trató de un hecho de “carácter personal de la vida privada" entre la víctima y el agresor, que está detenido e imputado por "homicidio en grado de tentativa agravado por uso de arma".

El fiscal de Instrucción de San Francisco a cargo de la investigación, en declaraciones formuladas a Cadena 3, manifestó que Bernarte recibió un “ataque con arma de fuego por parte de un vecino de la ciudad, por un tema de carácter personal de la vida privada de ambos”, en referencia al supuesto atacante, el odontólogo Carlos Lucato (52).

Añadió que el hecho tuvo “trascendencia mediática por la investidura de la víctima” y que por el momento continúa buscando elementos de prueba.

El abogado Gabriel Cornaglia, quien se constituyó ayer como defensor del detenido e imputado por el ataque, manifestó a Télam que su cliente “niega la acusación" y que es inocente.

"Me dijo que no tuvo nada que ver. No cometió ningún ataque. No cometió ningún delito”, aseveró el letrado, quien agregó que se “está tratando de politizar este caso”

“Cosas que no son ciertas”

Cornaglia también sostuvo que “se están diciendo muchas cosas que no son ciertas”, al ser consultado sobre versiones y testimonios de algunos vecinos en los medios locales que hacen referencia a un presunto vínculo sentimental entre la esposa de Lucato, que trabaja en el municipio de San Francisco, con el intendente Bernarte.

“Soy concuñado de Lucato y nada de lo que se dice me consta. Mi cliente y el intendente tienen sus familias muy bien constituidas. Nos conocemos desde hace muchos años”, por lo tanto Cornaglia descartó la existencia de una relación extramatrimonial entre el intendente y la esposa del supuesto atacante, como había trascendido como móvil de la agresión.

Asimismo, el letrado dijo que el imputado fue trasladado al penal de Bouwer, en las afueras de la capital de Córdoba, y permanecerá en ese lugar hasta que se defina la fecha de la indagatoria.

“Está muy tranquilo y a la vez muy preocupado por sus clientes, que no puede atender”, y agregó que Lucato “es un odontólogo muy reconocido y respetado”.

Sobre el hecho, el fiscal Alberione detalló que, en las primeras horas de la madrugada del domingo, el intendente se retiraba de un festejo por el Día del Empleado Bancario y, cuando estaba por subir a su automóvil, fue abordado por el odontólogo, quien le disparó con un arma calibre 22 que aún no fue encontrada.

Luego de recibir el balazo en la zona abdominal, el intendente pidió ayuda a unos vecinos, quienes lo trasladaron nuevamente hasta el salón del evento, donde recibió asistencia hasta que llegó el servicio de emergencia.

Mientras era atendido, Bernarte mencionó el apellido de Lucato como el del atacante y a partir de esos datos fue primero detenido Renzo Lucato (27), aunque luego fue liberado y quedó aprehendido su padre, el odontólogo Carlos Lucato, acusado de "homicidio en grado de tentativa agravado por uso de arma".Su esposa trabaja como empleada municipal.

Bernarte seguía internado

Mientras tanto, el intendente Bernarte se encuentra internado en el Hospital José Iturraspe de San Francisco, donde fue intervenido quirúrgicamente por una lesión intestinal y para extirparle un riñón a raíz del ataque.

El último parte médico, que se dio a conocer ayer, sostiene que continúa internado en terapia intensiva, con asistencia respiratoria mecánica y que se observa una “leve mejoría”.

El jefe de la Unidad de Terapia Intensiva, Rodolfo Buffa, resaltó que el intendente “se encuentra mejor. Con la evolución esperada” y bajo tratamiento de sedoanalgesia.

Añadió que se le extirpó el riñón izquierdo y una parte del intestino delgado y unos 40 centímetros de la primera porción del intestino delgado", y que además se realizaron intervenciones en la zona del estómago, en tanto la bala por ahora no será extraída debido a que “no representa riesgos”.