Provinciales | adultos mayores | Carlos Paz | Josefa Arias

Crearon una red para contener a adultos mayores con llamados telefónicos

Se trata del trabajo de la organización de voluntarias YWCA de Carlos Paz, que ideó un modo para mantenerse comunicadas con personas que se encuentran solas y necesitan de un oído. La iniciativa se extendió a la provincia y ya acompaña a muchos vecinos

La semana que pasó, en la que se festejó el Día por el Buen Trato a los Adultos Mayores, dio visibilidad a numerosas experiencias y realidades que alejan a este grupo etario de un lugar de vulnerabilidad e intenta enaltecer las prácticas que nuestros adultos desarrollan a diario. En todo el país se llevaron a cabo actividades, la mayoría de modo virtual, para la concientización y sensibilización sobre estas temáticas y Córdoba no se quedó atrás. Con propuestas como el espacio “El Club de la Porota”, se promovió el buen trato a esta grupo de la población, y entre otras iniciativas se dio reconocimiento al trabajo que desarrollan desde Carlos Paz las voluntarias del YWCA.

En diálogo con Puntal, Josefa Arias, vicepresidenta de la ONG, comentó cómo ha sido esta experiencia para la creación de una red de contención, acompañamiento y comunicación con adultos mayores que se encuentran viviendo solos y necesitan de un oído que los escuche.

“Hace 3 años que estoy como vicepresidenta de YWCA Carlos Paz, una organización internacional de mujeres voluntarias, que en esta ciudad tiene 36 años de funcionamiento y trabaja también en otras 6 sedes en el interior del país”, comentó Arias, quien explicó que “el año pasado empezamos con un programa de acompañamiento voluntario y gratuito de adultos mayores, con una gran demanda en este contexto de Covid, pero seguramente superará la pandemia porque hay mucha necesidad”.

- ¿Cómo se inició esta red de comunicación que han desarrollado?

- La organización trabaja originalmente en la protección a los derechos de las mujeres, con el acompañamiento a dos merenderos y una escuela primaria, y cuando asumí como vicepresidenta el año pasado, una de las integrantes de la comisión sostuvo que había muchos proyectos destinados a la niñez y ninguno a los adultos mayores, siendo que en este contexto de pandemia mucha gente se sentía muy sola. Ahí pensé que era una temática que no habíamos tenido en cuenta, elaboré un proyecto que le presenté a la presidenta y me contacté con una docente de Israel que nos asesoró en la temática, sobre cómo orientar la propuesta. Convocamos a gente de Carlos Paz y armamos un grupo de 15 voluntarios, para luego salir a las redes a hacer promoción del programa.

- ¿Cómo fue la inscripción para esta convocatoria?

- Tuvimos un eco impresionante, con más de 30 personas anotadas. Pusimos en nuestras páginas y a través de los medios, incluso ofrecimos el servicio de boca en boca, y la demanda llegó los familiares de los adultos mayores, en muchos casos de ellos mismos, y en otros hasta de un jardinero, que se puso en contacto con nosotros para que le hicieran el acompañamiento. Es un llamado telefónico que hacemos de manera gratuita.

“La iniciativa puso a la luz una realidad del adulto mayor que muchas veces es desconocida, mucha gente que está sola y he llegado a escuchar a quienes dicen ‘me duele la mandíbula de no hablar con nadie’”, comentó Josefa Arias sobre esta propuesta

de la YWCA.

- ¿La idea es poder compartir una charla con el adulto mayor al que se acompaña?

- Sí, una vez que se realiza el pedido, hacemos la entrevista con la persona mayor, le preguntamos si vive solo, cuál es su rutina, qué cosas hace en el día, y lo pongo en contacto con un voluntario que se elige de acuerdo a su perfil. Luego ellos arreglan un día y una hora por semana en la que el voluntario lo llamará, en algunos casos es más de una vez por semana, terminan siendo amigos, hay historias hermosas, muy gratificantes.

En este sentido, la referente del proyecto asegura que la iniciativa “puso a la luz una realidad del adulto mayor que muchas veces es desconocida, mucha gente que está sola y he llegado a escuchar a quienes dicen ‘me duele la mandíbula de no hablar con nadie’”, señaló.

Hacia la provincia

- Las personas a las que acompañan, ¿son solamente de Carlos Paz o de otros puntos del país?

- Hasta el mes pasado eran únicamente de Carlos Paz, no queríamos abrirnos a otras provincias porque con el llamado uno entra a la casa de la otra persona, y este grupo de 15 voluntarios son personas muy conocidas de la organización, lo que nos daba seguridad para derivar el acompañamiento de una persona mayor, pero luego tuvo mucha difusión la iniciativa y nos contactaron muchas personas, al punto de que nos quedamos sin voluntarios. Le propusimos a las diferentes sedes de YWCA la posibilidad de replicar el programa, pero lamentablemente no lo tomaron porque implica mucho trabajo. Así, nos quedamos nosotros con la toma de voluntarios de otras ciudades, a partir de recomendaciones, hacemos entrevistas y vemos sus referencias, hacemos una investigación, y hacemos una selección porque queremos quedarnos tranquilos de que la persona que llama es de confianza absoluta, porque las personas mayores son muy vulnerables, pueden contar cosas privadas y es algo muy delicado.