Este jueves, lamentablemente, el fuego volvió a ser el gran protagonista de la jornada en la provincia de Córdoba.

Villa María no fue la excepción y también registró un peligroso foco a las afueras de la ciudad, que llegó a afectar cerca de 500 hectáreas.

Los fuertes vientos que soplaron en la región hicieron aún más difícil la labor y fue necesaria la convocatoria de cuarteles de hasta tres regionales provinciales.

Más de 80 bomberos dieron combate a las llamas, que volvieron a posicionarse a la vera de la ruta Provincial N° 2, donde el fuego ya había tenido su paso el miércoles a la tarde.

“Al llegar al lugar nos encontramos con un incendio de pastizales medios y arbustos y rastrojos de maíz”, precisaron fuentes de la institución bomberil local.

Además, indicaron que durante toda la tarde estuvo latente el peligro de que el fuego se propagara a campos aledaños, ubicados al costado de la ruta 2.

La labor fue llevada a cabo por los cuarteles de Villa María, La Playosa, Las Varillas, Arroyo Algodón, Tío Pujio, Arroyo Cabral, Cintra, San Antonio de Litín y Villa Nueva.

Viajaron hacia esta ciudad 22 bomberos de la Regional N° 2 y 11 servidores de la Regional N° 5. En tanto, fueron requeridos un total de 48 bomberos del cuartel de calle General Paz.

La tarea inició aproximadamente a las 14 horas, cuando fueron convocadas las primeras unidades tras el primer toque de sirena.

El combate contra el fuego se extendió durante casi 6 horas.