La experimentada Rosa Godoy se llevó el triunfo entre las damas y antes de subir al podio enfatizó:  es el segundo año que intervengo y las dos veces fue con triunfo, me voy muy contenta. El  recorrido fue exigente por el calor, pero la organización resultó impecable. Me sentí cómoda, mantuve desde el principio mi ritmo y en la segunda vuelta logré establecer la diferencia con el resto”-

“Es difícil que en tu misma provincia te reconozcan y que lo hagan en Villa María es un gran premio que me llevo. He tenido participaciones como un juego olímpico, un campeonato del mundo, tres juegos panamericanos,  medalla sudamericana, iberoamericana, mi carrera ya tiene 25 años y he cosechado amigos en todos lados. Agradezco la invitación a Carola (Doñate) y a todos los de la organización. Me han tratado muy bien y por supuesto que me gustaría volver. Este es un lugar fantástico para una carrera de este tipo”, concluyó. 

 

Una organización perfecta

La quinta edición de la carrera atlética universitaria tuvo una perfecta organización. Desde el seguimiento a los atletas durante todo el recorrido, como así también el operativo de seguridad y también la atención a los atletas en los distintos puestos con la hidratación correspondiente en una jornada con una alta temperatura. 

La organización generó elogios de los participantes, que entusiasmados por el marco y la atención recibida se comprometieron a volver.

La Universidad Nacional Villa María, organizadora del evento, desplegó muchísima gente para que estuviese en todos los detalles. 

Es una carrera que requiere un trabajo previo de planificación y que durante su realización necesita de más de un centenar de personas abocadas a distintas funciones. 



Comentá esta nota

Noticias Relacionadas

Lo que se lee ahora