Villa María | ordenanza | vecinos | barrio

Qué indica la ordenanza municipal ante la utilización de agroquímicos

Realizan denuncias desde el mes de julio y aseguran que en los últimos días se incrementó el olor en el barrio. Villa María cuenta con una ordenanza que prohíbe este tipo de actividades en la zona urbana

En el día de ayer, este medio públicó una nota referida a una denuncia de vecinos del barrio Ramón Carrillo, quienes manifiestan que se está produciendo un hecho de contaminación en el aire por la utilización de agroquímicos para la fumigación de los campos que rodean el lugar.

“Estamos agotando instancias de esta manera y por eso decidimos recurrir a los medios; se sentía olor algunas veces en el verano, cuando se abrían más las ventanas, pero este año se empezó a sentir cada vez más seguido y hay vecinos que lo sienten más cerca y depende del viento”, manifestó Analía, vecina del barrio que dialogó con PUNTAL VILLA MARÍA.

La vecina que denuncia este hecho explicó que llegaron a percibir olor dentro de las viviendas cada dos días. “No sabemos de dónde viene ni qué es pero en el barrio hay ingenieros que aseguran que son agroquímicos ya que tenemos campos alrededor y no es solo por nuestro barrio sino por los demás barrios cercanos, como La Calera o el Hospital Regional Pasteur”.

La problemática data desde el mes de julio, según explicó Analía. Los vecinos realizaron denuncias en el municipio, puntualmente en la Secretaria de Ambiente.

“Este problema está a la vista porque nos rodean campos, estos espacios de campo no deberían dedicarse a la actividad agrícola y esos espacios deberían lotearse para evitar la utilización de los agroquímicos”.

En ese sentido, la mujer destacó: “Somos un grupo de vecinos que estamos expuestos a esta problemática de los agroquímicos; en total son cuatrocientas casas que se ven afectadas por los olores”.

Accionar municipal

Ante la denuncia de los vecinos, este medio se comunicó con Germán Tissera, director del área de Ambiente del municipio, quien explicó que están al tanto de la situación y que es un tema que también les preocupa.

“Lo que hemos hecho ante cada denuncia de los vecinos es ir y recorrer el barrio y la periferia en los sectores más cercanos que pueden tener producciones de ese tipo como algún sembradío”, dijo el funcionario municipal.

Y agregó: “Desde el municipio otorgamos las recetas fitosanitarias que son las recetas para realizar pulverizaciones de los campos en las épocas que lo necesitan. No hemos logrado tener el mismo día de la denuncia de los vecinos un campo haciendo eso, lo recorrimos y no lo hemos visto”. Asimismo, Tissera dijo que desde el área se estima que la percepción de los vecinos en cuanto a olores de agroquímicos no tiene relación con este tipo de actividad ya que no se ha podido comprobar en diferentes horarios del día.

“Hasta el día de hoy continúa siendo un misterio porque cuando los vecinos denuncian acudimos yno logramos encontrar el foco, estamos ocupándonos de eso”, culminó el funcionario.

Ordenanza municipal

La Legislatura de la provincia de Córdoba en el año 2004 sancionó la Ley nº 9164 de productos químicos o biológicos de uso agropecuario, manifestando como objetivo principal en su Artículo 1º (...) la protección de la salud humana, de los recursos naturales, de la producción agropecuaria y del patrimonio de terceros, de los daños que pudieran ocasionarse por usos contrarios a lo dispuesto en la presente Ley.

En esa línea, en el año 2009 la ciudad de Villa María sancionó con fuerza de Ley la Ordenanza Municipal nº 6118 que adhiere a la totalidad de los principios enunciados en la Ley Provincial nº 9164, incorporando en el Artículo 4º de dicha Ordenanza la creación de una Zona de Resguardo Ambiental.

Por su parte, el presidente del Concejo Deliberante Carlos De Falco explicó que Villa María cuenta con una ordenanza y con una Ley provincial que prohíbe la fumigación en zonas urbanas y hasta mil metros antes de la zona urbana en avión y en setecientos metros aproximadamente por tierra.

“Hay que tener en cuenta la influencia del viento en nuestra zona, porque a mil quinientos metros de donde se está realizando la fumigación puede llegar afectar a zonas que pertenecen al periurbano”, dijo el funcionario.

En ese sentido, el presidente del Concejo Deliberante manifestó que “Villa María tiene esa Ordenanza Municipal, con lo cual tiene la facultad para investigar y realizar los sumarios correspondientes y los jueces de faltas tienen la facultad de sancionar, o sea que si hay una cuestión de esa naturaleza inmediatamente hay que proceder a realizar la denuncia, inclusive en la policía, para que intervengan los inspectores y labrar el acta y poner las multas que correspondan”.

“Tenemos una situación particular en la ciudad que se va extendiendo y la gente que tiene campos muy productivos en la zona que hoy en día está considerada periurbana que siguen explotando sus campos y posiblemente por el viento ha llevado ese líquido para la ciudad”, opinó el concejal.

Además recalcó que: “Si esto ocurrió y los vecinos lo plantearon tendremos que seguir investigando y si se logra localizar a los actores involucrados hay que labrar el sumario correspondiente de comprobarse la infracción”.

Asimismo, De Falco señaló que estas temáticas son muy delicadas ya que no involucran solamente al ambiente sino también a la salud pública. “Aprovecho este medio para pedirles a los productores que están en la zona que sean conscientes de que cuando fumigan hay que tener en cuenta los vientos ya que eso puede ir a zonas urbanas, donde hay familias y mucho más en ese barrio que es un barrio densamente poblado por matrimonios jóvenes con muchos criaturas”.

“Eso no se puede hacer y hay que hacer cumplir la Ordenanza, con la policía y seguridad ciudadana para que pueda intervenir el juzgado de faltas”, culminó el concejal.

Investigaciones académicas

Según una publicación científica del año 2019 elaborada por Ana Guzmán, ingeniera en Ecología, doctora en Ciencias Geológicas y docente en la Licenciatura en Ambiente y Energías Renovables en la Universidad Nacional de Villa María, Leonardo Castaldi, ingeniero agrónomo, becario doctoral del CIT Villa María-CONICET y Dafne Mizdraje, licenciada en Desarrollo Local-Regional, becaria doctoral del CIT VillaMaría-CONICET: “Entre la interpretación conceptual y la práctica real. Ordenanza municipal de resguardo ambiental en Villa María, Córdoba”, elaborada por investigadores locales, la aplicación de agroquímicos en la ciudad va más allá de la creación de una ordenanza municipal ya que según argumenta el estudio, la complejidad y la dinámica de transformación del territorio demandan respuestas certeras por parte de la gestión municipal.

La investigación académica argumenta que los factores naturales y sus características, tales como los vientos predominantes y los antrópicos como la expansión urbana, no fueron considerados en la creación de la ordenanza nº 6118.

El estudio de profesionales manifiesta: “Los conflictos que han surgido en relación a la aplicación de productos fitosanitarios en las regiones periurbanas demandan una inmediata intervención por parte del gobierno, constituyéndose en una herramienta imprescindible”.

Finalmente, la investigación realizada solicita en carácter urgente profundizar en materia de aspectos ambientales, económicos y sociales, enmarcados en la transdisciplinariedad para abordar de manera integral la problemática.

Lo que se lee ahora
las más leídas