Policiales | tissera | denuncia | La Calera

Vecino de La Calera denuncia que en 20 días le desvalijaron dos veces la casa

Los hechos se habrían dado el 19 de mayo y el 8 de junio. El damnificado sostiene que los episodios podrían tener un trasfondo vinculado a la familia. Este jueves dejó asentada la denuncia en la Unidad Judicial esperando tener respuestas

Julio Tissera, vecino de barrio La Calera, habló este jueves con Puntal Villa María luego de dejar asentada una denuncia en la Unidad Judicial por un par de robos que sufrió en su vivienda.

Según indicó, los hechos delictivos se perpetraron con una diferencia de 20 días. El primero, tuvo lugar el miércoles 19 de mayo, mientras que el segundo, se habría efectuado el pasado martes 8 de junio.

Cansado de la inseguridad, Tissera decidió hacer la denuncia, esperando tener novedades sobre el caso. Incluso, declaró que sospecha de sus sobrinos, con quienes no tendría un buen vínculo. “Yo sé quiénes son los delincuentes, di aviso a la Policía de eso”, afirmó.

La víctima de los robos cree que sus elementos se encuentran alojados en dos viviendas, por un lado en barrio Mariano Moreno, y por otro, en el mismo sector donde él se hospeda, en La Calera.

Ambos episodios son coincidentes en la modalidad. “Las dos veces entraron por la cochera”, relató.

En el primer hecho, Tissera sufrió la sustracción de electrodomésticos, entre los que se encontraban una heladera y un lavarropas. En esa ocasión, los malvivientes también se llevaron una cama, una mesa de luz, sillas y una mesa.

En el segundo episodio, que tuvo lugar esta semana, los delincuentes le llevaron una garrafa, otra heladera, un colchón y varias frazadas. “Estoy durmiendo en el piso”, declaró.

Tissera remarcó que los robos podrían estar vinculados a una disputa familiar por la vivienda que habita. Según detalló, sus sobrinos dicen que el terreno les corresponde por una herencia. Tal afirmación fue desmentida por el hombre. “El terreno es mío, lo compré en el 91, los papeles y los planos los tengo yo”, concluyó.